El loro del ana pastor

Como la Ana Pastor no es catalana, desconoce nuestras costumbres y expresiones. Con razón se le ponían los ojos como platos en la entrevista a Presidentorra, cuando a cualquier pregunta, el viajante de ratafía respondía «tenemos presos políticos». Si Ana Pastor hubiera tenido la previsión de informarse, sabría que en nuestra neolengua, «tenemos presos políticos» se traduce como «soy idiota y no tengo ni puñetera idea de lo que me pregunta».

 

Vimos un Presidentorra preparado sólo para explicar la receta familiar de la ratafía, pero tuvo la mala fortuna que precisamente eso no se lo preguntara la Pastor, tal vez a su familia también elaboran y no le interesa. Le preguntaba, eso sí, con qué medida concretaría el anunciado desacato a la sentencia del 1-0. «Tenemos presos políticos», respondía el hombre más listo que han encontrado para representar los catalanes. O si estaba dispuesto a ir al Congreso a explicarse. «Tenemos presos políticos», contestaba el ex editor que no puede ni ocupar el despacho de su antecesor. O de qué manera pensaba hacer efectiva la independencia. «Tenemos presos políticos», repetía con una mueca que quería ser de inteligencia y producía el efecto totalmente contrario. O si con sólo el 47% de los votos creía lógico embarcarse en una aventura así. «Tenemos presos políticos», recitaba el disco rayado con forma de presidente. La periodista se fue convencida de que tenemos de presidente un inepto total. No le falta razón, las cosas como son, pero si se hubiera informado, si hubiera sabido que la frase que le repitieron hasta aburrirse la no era más que el reconocimiento de la incompetencia y la ignorancia de quien la pronunciaba, quizás habría cambiado de opinión. O al menos la habría completado, y habría marchado pensando que los catalanes tenemos de presidente un inepto, sí, pero también incompetente e ignorante.

 

Casi al final, cuando parecía que Presidentorra ha venido a este mundo sólo a hablar de ratafía y presos políticos, se descolgó con una respuesta diferente. Fue cuando la Pastor, resignada a estar entrevistando a un loro, se refirió a la CUP. Entonces sí, Presidentorra se mostró como es: «Respeto mucho la CUP, al igual que el resto de independentistas». Le faltó añadir «y los demás, que les den». No hizo falta, ya lo entendimos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *